CELEBRES INDUSTRIAS ARTESANAS DE LA REGION DE MURCIA

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“EL ZAMORANO” Y SUS CALABAZAS MURCIANAS CON AIRES DE MUSICA

         Centrándonos en el sonido , que es lo que nos concierne ahora, el ser humano es conocedor, desde siempre, de la existencia de cientos de sonidos naturales diversos: algunos asociados a eventos agradables, a la tristeza, otros asociados al peligro, etc. Son esos sonidos, pues, los que las personas tenemos como referencia cuando, en su afán y necesidad de comunicación, quiere ampliar su lenguaje: eso y su propio cuerpo (si queremos considerar éste como el instrumento más elemental y cercano productor de sonidos).

         Ese c uerpo , que puede utilizar a modo de percusión (palmas, golpeteos o palmetazos en diversas partes del cuerpo para obtener diversas sonoridades) por una parte. Pero por otra, también posee la voz , con la que, además de emitir los sonidos básicos para la comunicación vital, también puede imitar sonidos de la naturaleza que conoce e, incluso, puede crear nuevas sonoridades, simplemente utilizando su voz para emitir sonidos originales.

ELEMENTOS DE LA NATURALEZA

         Pero en algún momento, consciente de que determinados elementos de la Naturaleza son emisores de sonidos y, además son susceptibles de ser utilizados para producir esos sonidos según su propia voluntad, comienza a utilizarlos en su forma más simple: palos, cañas, calabazas, troncos huecos (imaginemos que la casualidad le permitiera comprobar que el viento puede hacer sonar una caña), etc. También descubriría posteriormente que determinadas adaptaciones de esos elementos primitivos, mejoraban su sonido o simplemente ampliaban su potencia, lo que daría lugar a la creación de lo que serían ya instrumentos propiamente dedicados a la emisión de sonidos determinados, ya fuera con una intención guerrera, para la caza, para comunicarse, etc.. Estos instrumentos son los que en los momentos apropiados y por diferentes motivos: celebraciones, culto, etc , utilizaría con fines que podríamos llamar "musicales".

         Aunque en todas estas teorías hay una buena dosis de suposiciones, también es cierto que están basadas en los hallazgos de restos arqueológicos de los primeros periodos de los que se tiene conocimiento de la existencia del ser humano. Por otra parte, aún hoy perviven algunas tribus en determinados lugares de nuestro planeta cuya forma de vida casi primitiva nos permite hacer observaciones que nos das pistas fiables sobre las costumbres del hombre en los albores de la civilización.

EN MEJICO DESDE EPOCA PREHISPANICA

         Las hortalizas han sido siempre muy utilizadas a la hora de elaborar entre otras cosas instrumentos musicales, desde muy antiguo, ya en la época prehispánica en Méjico, eran utilizadas las calabazas que previamente secaban para hacer los “ ayacachtli ”, se trata de un instrumento como las maracas que se rellenaban de semillas y lo ataban a una agarradera de madera, instrumentos estos similares eran utilizados y realizados con el mismo material y la misma antigüedad en casi toda la América Latina y África.

         También en la legendaria China, las calabazas han sido una hortaliza muy apreciada y de ella han sacado numerosos utensilios hechos de estos productos. Actualmente en Taiwan , vive un agricultor Chang Chia - nug , que de esta hortaliza ha podido montar un gran negocio familiar del cual vive de él, estas después de tratamientos muy especiales elabora este artesano artísticas lámparas, relojes, cajas, tazas, tazones, jarras, jarrones, también instrumentos musicales tales como, tambores, flautas, banjos y erhu , instrumento este último de dos cuerdas tocado con un arco. Chang ha convertido sus tierras en plantaciones de calabazas de más de 150 variedades y posee también una especie de museo con toda la diversidad de piezas que este agricultor elabora.

La Región de Murcia, por sus características y la forma des ser de las gentes de esta comunidad, alegre, jovial y amantes de la danza y la música sobre todo popular, ha sido un pedazo de España que ha dado muy buenos artistas dedicados a la música, tanto en compositores, bailarines, interpretes o cantantes en todos las ramas de la canción, también han existido gracias a este gran corriente de personas y agrupaciones dedicado a la melomanía, han nacido grandes artesanos dedicados a la elaboración de instrumentos musicales de todas las clases de instrumentos de viento, de percusión o de cuerda, como es el caso del maestro artesano Antonio Belmonte Díaz, nacido en la pedanía murciana de Javalí Viejo más conocido popularmente como “El Zamorano”, hombre con una gran capacidad musical, ya que desde muy joven ha sentido la llamada de la música, siendo tenor de la Masa Capella Fortes , y pertenece a la Coral y a la Rondalla de Música Popular de su pueblo.

 

  ARTESANO POR CASUALIDAD

 

Como todos los grandes y pequeños inventos, surgen siempre, o la mayoría de las veces por casualidad, y esto fue lo que le pasó a Antonio, que unos amigos le regalaron una gran calabaza y claro “El Zamorano”, no sabía que hacer con ella, dado este hombre a su cariño por la música   y su gran capacidad de inventiva y reciclaje, pensó dejar secar para más tarde vaciar esta espectacular hortaliza y probar de ver que resonancia tendría una vez tratada y aplicándole otras piezas de madera y unas cuerdas consiguió este hombre elaborar una guitarra, una vez terminado este instrumento lo probó y el resultado final fue de gran satisfacción, él previendo que este instrumento iba a funcionar, tuvo la precaución de que las pepitas o semillas que portaba en su interior esta monumental calabaza las guardó y las puso a secar con el fin que si el invento resultaba, estas serían plantadas en su pequeño huerto, cosa que así hizo.

 

Belmonte desde su pequeña huerta ha visto nacer poco a poco esta musical hortaliza y no solamente las planta, sino que también les da forma aplicándole a estas rudimentarios aparatos especiales realizados también por el artesano a la vez que van creciendo estas calabazas, dependiendo siempre el instrumento musical que él quiere hacer, cuando Antonio ve que la pieza está en su punto, es entonces cuando continúa un laborioso tratamiento hasta convertirla en instrumento musical, son muchas horas las que dedica “El Zamorano” a esta actividad artesana, una vez terminado el trabajo a este hombre le cuesta mucho desprenderse de ella, e incluso las cuida con tanto mimo que parece que son seres humanos lo que lleva cuando de alguna demostración o exposición se trata.

 

EXPOSICIONES DENTRO Y FUERA DE LA REGION

 

Son numerosos los instrumentos musicales que Belmonte ha realizado desde el año 1982, y que llegó a este mundillo por casualidad, pero que hoy en día se ha convertido en su gran ilusión y forma de vivir, desde hace ya 23 años han sido gran cantidad de calabazas no convertida en carrozas, al igual que en el cuento de la “Cenicienta”, sino en algo más espectacular y real como son sus “Calabazas murcianas con aires de música”, por sus manos han pasado laudes , laudinos , guitaras , guitarros, bandurrias, timples, e incluso laudes y guitarras electrónicas, todo estos instrumentos musicales elaborados por él, también han sido gran cantidad de exposiciones las que ha realizado esta artesano dentro y fuera de la Región de Murcia, principalmente de la mando del Gremio Regional de Artesanías Varias, asociación a la cual pertenece desde el año 1998.

 

El Gremio Regional de Artesanías Varias, viendo la importancia y el interés didáctico y cultural que estos instrumentos de calabazas tiene, lo ha presentado en varios centros comerciales y mercados con el fin de hacer demostraciones ante el público y le ha montado una exposición monográfica bajo el título genérico de “Calabazas Murcianas con aires de música”, y recorrido desde la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Murcia, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales, el Centro Comercial Atalayas, en Murcia, Ceutí, Abarán , Lorca , El Museo Etnológico de la Huerta de Murcia en Alcantarilla y fuera de la Región en el Centro Comercia Continente en Santa Cruz de Tenerife, exposición esta que tiene carácter de itinerante   y que el próximo año se tiene previsto presentar en varios puntos de la Región y fuera de ella como es la que se le está preparando en el Patio de Luces de la Diputación Provincial de Almería.

 

José María Gómez Toro

(Maestro Mayor del Gremio Regional de Artesanías Varias)