CELEBRES INDUSTRIAS ARTESANAS DE LA REGION DE MURCIA

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

JOSE CUENCA VALVERDE: UN TALLER DE FIGURAS DE BELEN CON SOLERA

Las pedanías y los barrios aledaños de Murcia han sido los que han acogido desde siempre las tradicionales industrias de artesanía del belén, ya que para poder realizar la fabricación de estas pequeñas figuras se necesitaban espacio y que a los vecinos no le molestasen los humos que producían los rudimentarios hornos morunos fabricados la mayoría por el propio artesano, afortunadamente, estos hornos han quedado casi en el olvido, pasando a la historia, los talleres de artesanía del belén y del barro en general se han renovado y han cambiado estos horno por otros más modernos que no contaminan, gracias a los grandes adelantos y a la tecnología industrial que han podido modernizar un poco estas empresas artesanales, sin perder el sabor de taller artesano.

 

APRENDIZ DE GREGORIO MOLERA

Hoy quiero rendir un homenaje particular con este artículo a un maestro de maestros, al artesano del belén más famosos que Murcia a dado a esta industria como es José Cuenca Valverde, nacido en 1909 y fallecido el 18 de marzo de 2002, y fue enterrado precisamente el día de su santo. Persona muy querida y respetada por todos los artesanos de su entorno, empezó en este complicado y bello oficio a la edad de 12 años, entrando como aprendiz 1921, en uno de los más afamados talleres, el de Gregorio Molera, obrador que se encontraba ubicado en el popular barrio de San Antolín, en la calle La Sal, haciendo esquina a la calle Ceferino y permaneció en este lugar hasta mediados del pasado siglo. Esta empresa artesana al igual que otras de Murcia, ha sido crisol de varios afamados talleres que hoy en día todavía perviven, distribuidos en barrios y pedanías de Murcia.

Volviendo a nuestro personaje que hoy nos ocupa, Cuenca Valverde, en el taller de Gregorio Molera de quien él ha considerado toda su vida como su verdadero maestro, llego a ser desde muy joven encargado y hombre de confianza, hasta que José Cuenca decidió marcharse en el año 1939, este casado ya y con dos hijos, a trabajar en un nuevo taller con unas altas pretensiones como el de Hijos de Juan Antonio Mirete, obrador este que empezó a lo grande realizando juguetes de cartón, caretas, cabezudos y figuras para belén y decorativas, estuvo un tiempo ayudando al montaje y funcionamiento de esta nueva empresa, hasta que buscando nuevos horizontes decidió instalarse por su cuenta creando una nueva industria familiar de figuras para belén.

 

MAESTRO CON TALLER PROPIO

Ya con su taller propio, Cuenca hace sus pinitos realizando modelos para ser reproducidos después en figuras de belén, pero no muy satisfecho con el resultado decide contratar a Pedro Chico, un renombrado modelista que le hace una gran cantidad de modelos, que desde entonces hasta hoy en día todavía están en el mercado, se trata de una nutrida colección de figuras salzillescas con gran personalidad, distinguiéndose estas de las demás, por su gran personalidad, realizadas totalmente en barro y con una gran policromía, creada por Josefina García Ríos, experta pintora y esposa del fallecido José Cuenca.

Hubo un tiempo que Cuenca Valverde se asoció con un amigo, Carlos Clamares y su taller del Paseo de Corvera, junto a la desaparecida Fundición Peña, pero este consorcio duró poco, trasladándose el obrador de Cuenca a las espaldas de las Calderas del Gas, por la carretera de Patiño, donde todavía se encuentra ubicado este taller artesano, continuando su trayectoria hoy en día su hijo Carlos Cuenca García, que aunque éste al oficio sólo le puede dedicar las horas que su verdadero trabajo le permite, pero a pesar de todo no deja de velar por la continuidad de la empresa artesana que a su padre tanto trabajo le costó fundar.

 

CREADOR DEL V BELEN MUNICIPAL

En 1975, el Ayuntamiento de Murcia le encargó de que fuese este taller quien motase el V Belén Municipal, este encargo que le vino a través de la Obra Sindical de Artesanía, le costó a Cuenca trabajar casi un año en prepararlo, ya que tenía que cubrir unos 70 metros cuadrados y estaba ubicado en la Glorieta de España, este artesano como se dice “echó toda la carne al asador”, y realizó un monumental belén este año típico murciano, con grupos de figuras de escenas de nuestra huerta, no faltaron “el juego de los bolos”, “el ventorrillo”, “jugadores de cartas”, etc,. Hasta un total de 250 figuras de 18 centímetros. Aunque no se pudieron lucir como se merecían por la presencia de la lluvia casi toda esta Navidad de este año. Otro belén, que salió de este obrador fue el adquirido por el párroco de la iglesia del barrio del Carmen de Murcia don Mariano Aroca, también barroco salzillesco de 18 centímetros de alto, y más o menos el mismo número de piezas, conjunto este que se ha estado exponiendo durante muchas navidades dentro de esta iglesia murciana.

 

UN NACIMIENTO PARA LA MADRE ESPERANZA

Pero sin lugar a dudas, creo que el más emotivo fue el que en 1981, el diario La Verdad, hizo entrega a sor Esperanza Alhama Valera, monja natural de Santomera y fundadora de los “Hijos y Esclavas del Amor Misericordioso”. Cuyo santuario se encuentra en Colle Valenza, localidad muy cercana a Roma. La desaparecida madre Esperanza cuando recibió este obsequio tan murciano a sus 88 años de edad y haciendo mucho tiempo que no venía a su tierra, lloro de emoción al tocar con sus manos este barro de su Murcia convertidos en figuradas de belén. También aunque nos salgamos un poco del contesto, quiero añadir que en el año 1993 del taller de la pedanía murciana de Guadalupedel del escultor Paco Liza, salió rumbo a este convento fundado por la monja murciana, otra obra, pero en esta ocasión la imagen de la Virgen de la Fuensanta, realizada toda ella en madera y policromada en pan de oro, de más de un metro de alto.

 

PREMIOS Y HOMENAJES

Son numerosos los premios y homenajes que José Cuenca Valverde ha recibido en su dilatada vida profesional, hombre este que más que agasajos le conmovía la amistad y el cariño de las personas, entre los premios que ha recibido este taller se encuentra el “Laurel de Murcia 1973”, también la Asociación de Belenistas de Murcia le entregó durante los años 80 otro, el Gremio Regional de Artesanías Varias, le rindió varios homenajes y le nombró “Socio de Honor en el año 1987” y la Cámara e Comercio, Industria y Navegación de Murcia le concedió el Premio Mercurio a la mejor empresa Artesana en el año 2001.

A pesar del tiempo trascurrido y los altos y bajos que ha tenido la artesanía del belén estos últimos años, el taller de José Cuenca Valverde ha sabido sobrevivir a todo y hoy en día es una de las mejores y más sólidas industrias artesanas que hay en la Región de Murcia, su empresa a pesar de lo que mucha gente creía, tiene continuidad, el “maestro Cuenca” puede descansar en paz, su taller no ha sucumbido, este sigue en activo perfectamente y en manos seguras, creando y distribuyendo figuras para todos los rincones del mundo, su hijo Carlos Cuneca García ha sabido coger el legado de su padre y es el continuador de una saga que fue fundada por José Cuenca Valverde.

 

José María Gómez Toro

(Maestro Mayor del Gremio Regional de Artesanías Varias)