EL GREMIO REGIONAL DE ARTESANIAS VARIAS CELEBRO SU XXIX FIESTA ARTESANA EL 1 DE MAYO


El Gremio Regional de Artesanías Varias, celebró su XXIX Fiesta Artesana, el día 1 de mayo en Murcia, los actos comenzaron a las 13 horas en el Restaurante Vía Apostolo con el “Pregón a la Artesanía 2013”, pregón que leyó magistralmente la directora del diario “La Opinión” de Murcia Paloma Reverte de Luis. que este año fue elegido por este colectivo como pregonera, una vez terminado el pregón la pintora y escritora Ana María Almagro leyó una semblanza de los XXV años de este diario al cual el Gremio le ha concedido el trofeo “Artesano del año 2012”, por su dedicación de su medio de comunicación durante XXV años de existencia a la cultura popular de Murcia entre esta, a la artesanía en general, el maestro mayor del Gremio José María Gómez Toro le entregó a su directora la estatuilla realizada artesanalmente por varios de los miembros de este colectivo artesano.


Siguiendo la XXIX Fiesta Artesana con la entrega de obsequios a este diario realizados para este acontecimiento en primer lugar el Pintor Emilio Villaescusa le hizo la entrega de un cuadro pintado a carboncillo de la directora de este diario Paloma Reverte, siguiendo con el obsequio a Paloma de una gran fuente de cerámica de El Poveo de Totana con la imagen de la Patrona de Murcia con el Manto de Los Artesanos hizo la entrega la señora del Maestro Mayor Ana María Baeza, continuando con la lectura de una soflama en nuestra lengua vernácula por el panochista del Gremio, Joaquín Vicente terminado la lectura se le entrego este verso ya enmarcado con una orla especial del Gremio Regional de Artesanías Varias como recuerdo de este acontecimiento de sus XXV años de existencia y la entrega de carnet a los nuevos socios de este colectivo cultural-artesano, terminando la fiesta con una comida de hermandad y la distribución de la revista en color realizada por el Gremio tradicionalmente como recordatorio de las actividades más importantes realizadas por esta asociación durante el pasado ejercicio 2012-2013 y el sorteo de varios objetos donados por artesanos, empresas e entidades simpatizantes.


Todos los actos tuvimos la suerte de que fueran magistralmente presentados por la gran profesional de radio y Televisión Elisa Galán.

 

 

PREGÓN A LA ARTESANÍA 2013

Por Doña Paloma Reverte de Luis

Directora del Diario La Opinión de Murcia.

Un alto valor simbólico/Titular

Barro, hierro, caolín, esparto, madera, papel, hilo, seda, arcilla, oro, cobre, latón, lana, martillo, vidrio, torno, plata, tapiz, cartón, gubia…

Palabras cortas, rotundas, sonoras. Vocablos que evocan otros tiempos. Que suenan a esfuerzo y a delicadeza, a sudor y a mimo, a tierra y a aire. Términos antiguos que nos ayudan a mantener tenso el cabo que nos conecta con el pasado.

Alfarero, belenista, bisutero, tallista, cerrajero, ebanista, carpintero, tejedor, esterero, modista, cestero, perfumista, platero, vidriero…

Oficios cuya simple mención apela a trabajo minucioso, a gusto por el detalle, a sabiduría acumulada durante siglos, a habilidad manual, a aprendizaje minucioso y a amor hacia el trabajo bien hecho.

Me apresuro a declarar mi elevada estima por estas palabras y por otras, compañeras suyas, que igualmente denotan y definen la actividad artesana. Y confieso también sin más demora mi admiración por los hombres y mujeres que la practican.

Mi profesión, como bien saben, es la de juntar palabras, ordenar ideas y exponerlas al público para invitar a su compra. Una ocupación que, bien mirado, también tiene mucho de artesana por mucho que nos apoyemos en las técnicas más avanzadas en nuestro desempeño cotidiano. Y lo es porque utilizamos un material, el lenguaje, que bien puede recordar a la arcilla: antiguo, maleable, agradable de trabajar, expresivo, preciso y siempre agradecido.

Este oficio, que más que darme de comer -que también- me hace vivir y vibrar cada mañana, me otorga un privilegiado punto de visión. Desde ese lugar puedo observar sin riesgo a equivocarme que la de los artesanos es una actividad cargada de futuro. Por más que de tanto en tanto tengamos que lamentar el cierre de un taller tradicional o la clausura de algún comercio de los de toda la vida , reconforta comprobar la existencia de un consistente movimiento ciudadano que reivindica y practica la vuelta a formas de consumo más responsables y apegadas a lo nuestro, el retorno de productos y procedimientos de fabricación autóctonos, la recuperación de prácticas manuales en desuso, el empleo de nuevo de materiales nobles y naturales; en suma, el rescate de una forma de vivir más cabal y apegada a nuestras raíces.

En los últimos años me ha llamado poderosamente la atención el alto número de jóvenes creativos que se han incorporado a la práctica de lo que podríamos denominar nueva artesanía, haciendo de esta actividad su forma de sustento. Me gusta deambular por los cada vez más numerosos mercados artesanos que proliferan en la Región donde el hecho a mano es el marchamo que define los objetos a la venta. Nuevas formas de creación, sí, pero ancladas en los métodos tradicionales y realizadas con cariño y respeto. Estos nuevos artesanos manejan, en ocasiones, conceptos más evolucionados de la práctica artesana, pero no renuncian nunca al legado del pasado, a la herencia de los maestros de la actividad manual.

Además, estos emprendedores de la artesanía están sabiendo utilizar con acierto nuevas fórmulas de comercialización a través de Internet que permiten la venta de sus productos en cualquier rincón del mundo. Feliz confluencia, por tanto, de vanguardia tecnológica y de tradición.

Por todo ello, albergo la certeza de que el futuro de la artesanía está despejado. De que los jóvenes están dispuestos a tomar el relevo y de que saben cómo hacerlo.

Amigos, amigas, concluyo en el punto donde tal vez debería haber comenzado. Agradeciendo desde lo más profundo de mi corazón el reconocimiento que el Gremio Regional de Artesanías Varias ha tenido a bien conceder al diario La Opinión. No les oculto que la sede de nuestro periódico atesora algunas docenas de galardones de instituciones públicas y privadas recogidos en el último cuarto de siglo. Pero créanme cuando les digo que este título de Artesano del Año nos satisface y emociona muy especialmente porque sabemos que es consecuencia del cariño sincero que el gremio artesano dedica a La Opinión y al que hemos procurado corresponder siempre prestando nuestra atención informativa a sus propuestas, actividades e iniciativas.

Este galardón, además, tiene un alto valor simbólico ya que el acto que hoy nos convoca se produce a escasas semanas de un feliz acontecimiento que concierne a todos los murcianos: el 25 aniversario del nacimiento del diario La Opinión.

Resultaría ocioso extenderme en lo relativo a la importancia de un medio de comunicación para la sociedad a la que sirve y de la que se nutre. La Opinión ha sabido implicarse tan profundamente con Murcia que es muy difícil imaginarse la Región sin nuestro periódico.

Veinticinco años de presencia ininterrumpida gracias al apoyo de lectores, anunciantes y amigos, que han creído en nuestro proyecto y han hecho posible su misión al servicio de la Región. Un cuarto de siglo compartiendo con los murcianos esperanzas, anhelos, logros y también reveses y momentos críticos, como el actual. Hemos vivido juntos un periodo apasionante de nuestro devenir íntimo y cercano, ese que afecta de forma cotidiana a nuestras vidas.

Debo expresar mi convencimiento de que seremos capaces de superar esta etapa difícil que nos ha tocado transitar. Y lo haremos, como siempre, juntos. Murcia y La Opinión de la mano.

Muchas gracias

 

 

ARTESANO DEL AÑO 2012: DIARIO LA OPINION

Parece que fue ayer cuando celebrábamos la anterior festividad de nuestro Patrón San José Artesano. Hoy, de nuevo estamos festejando este día, una fiesta que fácilmente podría englobar, no sólo a los artesanos, también a otras profesiones que de una u otra manera, se acercan a nosotros, a una forma de ser y vivir comprometida por entero con el ayer, el hoy y el mañana, sabiendo que de nosotros depende, en gran medida, que las tradiciones y el buen hacer lleguen a generaciones futuras.

También podría extrapolarse nuestra tarea, nuestro compromiso con la sociedad, a la figura del artesano 2012. Desde hace veintinueve años, el Gremio Regional de Artesanías Varias entrega este galardón a personas o a entidades que desinteresadamente, movidas por el afán de que las voces y los oficios se prolonguen en el futuro, colaboran, ayudando en nuestra tarea artesana.

En esta ocasión, es para mi una satisfacción hablar del Artesano del Año: el Diario La Opinión al que, durante más de veinte años, me he sentido unida como miembro de esa gran familia en la que a todos, desde su directora hasta el más humilde de los corresponsales, nos ha motivado el hacer posible que lleguen a los lectores las inquietudes, problemáticas y logros de nuestra Región.

En mayo de 1988 nacía el Diario La Opinión de Murcia, perteneciente al grupo Prensa Ibérica; como todo nacimiento, llegaba cargado de ilusiones, de proyectos, abierto a todas las voces de la sociedad como periódico independiente de ideologías políticas o económicas. En un principio, el periódico se estableció en la Plaza Condestable , trasladándose posteriormente a Plaza de Castilla. Hoy, su moderno edificio acristalado forma parte del paisaje urbano de la capital, habiéndose rebautizado la plaza con su nombre: Plaza de Opinión.

Este mes se cumplen veinticinco años de ese alumbramiento que daría a Murcia la oportunidad de ser más plural, libre del monopolio periodístico. A lo largo de este tiempo, cuatro han sido los directores que han encabezado la responsabilidad del día a día: José Luis Rodríguez, Ramón Fernando Correll, Avelino Rubio Ferré y la actual directora, Paloma Reverte de Luis que lo es, desde mayo de 1992, cumpliéndose precisamente este mes, veintiún años al frente de una tarea en la que es fácil imaginar momentos de todo tipo: difíciles, comprometidos, tristes y también alegres y satisfactorios. Personalmente, recuerdo la primera vez que vi. a Paloma, cuando nos conocimos, fue durante la inauguración del Hotel Cenajo y, casualmente como ahora, transcurría el mes de mayo. Yo, una corresponsal novata que se iniciaba en el difícil mundo de la información, intuí en ella una periodista fuerte, decidida, con temperamento; el tiempo me ha dado la razón y creo que veintiún años al frente de La Opinión , así lo avalan.

El Gremio Regional de Artesanías Varias tiene que agradecer sinceramente a La Opinión , el seguimiento y colaboración que siempre nos ha prestado. Cada acto, exposición o acontecimiento, han llegado hasta el más recóndito lugar de nuestra Región, gracias al compromiso fiel que este periódico ha mantenido con el Gremio. Ayer sobre el papel, hoy papel y nuevas tecnologías unidas, hacen llegar a todos nuestras inquietudes, las de los que amamos el arte, la artesanía, y deseamos compartirlo.

Sabemos, porque no somos ajenos a ello, que estos son tiempos difíciles, nos ha tocado vivir un mundo convulso, de movimientos sociales, de derechos y obligaciones un tanto confusos. Quizás por todo ello, tras veinticinco años de trabajo y esfuerzo, La Opinión de Murcia tiene más que decir que nunca, su tarea es hoy más necesaria, más requerida. Un diario, es el corazón de la sociedad donde se ubica, es la palabra impresa, comprometida con el que más lo necesita. Un periódico es algo tangible, algo que llega al lector para compartir la noticia, para que éste pueda escudriñar dónde o cómo ha ocurrido. Es importante y necesaria la veracidad, existe una interrelación, un romanticismo que aún hoy, en tiempos de vorágine tecnológica, hace necesario ver sobre el papel, percibir a través del tacto, de la vista, de los sentidos.

Nosotros, el Gremio Regional de Artesanías Varias, deseamos y esperamos seguir siendo parte de la información, del compromiso de este diario murciano al que rendimos nuestro particular homenaje por sus veinticinco años de trayectoria informativa que estamos seguros son el preludio de muchos más.

Muchas gracias y enhorabuena a La Opinión.

 

Ana Mª Almagro

 

SUFLAMA A LA UPINION

Hago saber por la prisente,

e lo muncho que m´allegra

er haber sio garvillao,

pa irigir cuatro lletras,

ar peroico La Upinión

qu´hogaño, cumpre un cuarto de centena,,

gran diario e la región,

con categoría a bardomeras.

 

REFRIXIONES

 

Las ampresas no crecen,

por lo generar ellas solas,

van trunfando y medrando

gracias a toas las presonas,

que jorman un emparrao,

y rigiéndose por unas normas,

que siendo cumprias por tos,

van dando su caliá y honra.

Dimpués d´estos vainticinco años,

La Upinión, tié galones añejos,

e merecía veteranía,

jormándose un prolleto,

d´avanzar hicia elante,

sin jubescas ni cumplejos,

sin tirar nunca pa zaga,

qu´es e cobardes preversos

que abandonan irso fato,

illusiones y eseos.

Es la Upinión por emás,,

un diario endependiente,

que no se casa con naide,

siendo aemás mu conciente,

que los partíos pulíticos

arman ca esfarajuste,

que tiembra er pilar der cielo

y eso no es que asuste,

pero si hace cavilar,

a las presonas con fuste,

qu´exfisan con jormaliá,

las ias y las venías,

d´esta parvá e gentuza

que te quita l´allegría,

mesmamente qu´Ali-Babá,

con sus cuarenta en batería.

 

Tamién tié este peroico,

er sentío e la libertá

y to er que tié eseos,,

y er busticho e opinar,

las puertas las tié abiertas

y sin monsergas pué estrar.

Lo mesmo que por sintencia

er peroico e La Upinión

seguirá abriendo caminos,

en la Zudiá y la regioin.

Er diario La Upinión,

tié como tos un iretor,

qu´es cono er mandamás,

que pué levantar la voz,

siendo, mesmamente,

igualicho qu´un pastor,

que va mandando a los perros,

sin armitir iscursión.

Cuatro iretores ha tinio:

Ramón Fernádez Correl,

José LuísRodríguez,

con Rubio Ferrér.

Abora, Paloma Reverte,

es la nueva diretora,

con istinción y presapia,

murcianica salerosa.

Barrunto que tiés e sobra,

garapás d´intelligencia,

pa emostrar a los cepas,

que maquinas con celebro

y tiés jubo en la sesera.

Has tomao er gallardón,

que te da la artesanía,

asín que paga a los prisentes,

-¡Pos pijo!, con una sunrisa.

Corping rail, el Quino Vicente

dende Los Jarres, con illusión.

Que sus sarga to reondo.

Mis respetos a La Upinión

 

 

Fdo. Joaquín Vicente

Gremio de Artesanias Varias

Murcia

 

 

 

VENTURAS Y ESVENTRAS

DER VIAJE A MELILLA

Er vaintisais e febrero,

era febrericho er corto,

hacía un viento e perros,

qu´aullaba como los lobos.

Pa cumprir un cumpromiso,

er glemio d´Artesanías,

indirgó con muncho busto

una axpusición a Melilla.

-¡Una miaja e viento frío!.

-¡Por favor, mas ventolera!.

A ver si con estos arremetiós,

se calleran toas las tejas.

Er condutor der trineo,

era er güen amigo Campos,

hombre e muncha pacencia,

pa navigar parmo a parmo,

por l´astepa d´Armería,

sin priesa pero sin escanso.

Y...ya estamos en Armería.

Dos y media e la tarde,

arrecogimos los billetes,

que premitían er embarque...

pero angún emonio preverso,

sin compasión, averió er barco,

queándonos en er averno,

sin cena, sin huspeaje

y sobre tó, no nus dieron,

ni una sola dexpricación,

estando er barco en er puerto.

Er frío era siberiano,

los dientes cascañeaban,

los morros estaban moraos

y la moquita goteaba.

Una runión d´urgencia

y nos famos a la pulicia

pa guscar la sulución,

e tan grande tropelía.

La pulicía consiguió,

las hojas e recramación,

pa que nus pagaran los gastos,

d´esta noche e follón.

-¿Habis cobrao güsotros?.

-¿No?.Ni nusotros tampoco,

por lo que cuasi pienso,

qu´hicimos mu bien er oso.

27 E FEBRERO

Der barco naide sabe ná,

tó es exesperación,

las nuticias escaseban,

caras de esolación,

hista que a las nueve-noche,

nus dan er gran nutición:

Er barco ya está aviao,

S´hace a la navegacón,

a la una e la madrugá.

-¡Qué allegría Santo Dios!.

 

28 E FEBRERO

A las siete e la mañana,

a Melilla allegó er barco.

Nus riciben dirnamente

con vitores y con halagos.

Con una güena alluda.

ponemos l´axpusición,

que quea como e durce.

pa su inaguración.

La gente vistia e gala,

la sala estaba radiante,

las luces allumbran la escena,

queando to tan brillante,

que da lástima que se pase,

esta hora memorable.

Llegan las utoridaes,

ceviles y melitares:

la consejera Chocron

y pa que naide nus farte,

con ella, presie l´axpusución,

illustre jefe comendante

e la tropa e Melilla

y tamién otro comendante,

e los fieles paracaistas,

y como no, un cartagenero,

que paicía un armirante.

¡Un avento lucío ,

un ato memorabre!,

que queará hista la insecula,

par glemio: Inorviable.

 

¡VALLA DOLOR E MUELA1

Perdonarme mis amigos,

cuasi me s´orvidaba

y es qu´ er,Maestro Mallor,

tuvo una simpre esjracia,

ya que sin esperarlo,

l´arreó un dolor en toa la barra,

en una muela con cuevas

que paicía una castaña.

Er probe José María,

me paice que ya rabiaba

y por vergüenza , en silencio,

rechinaba los dientes,lloraba.

Mesmamente er flemor,

paicía una berenjena,

moraica, relciente

y marcándose las venas,

ejando to su cuerpo,

con erizón y temblaera.

 

Salió e la axposición,

galopando a toa carrera,

mentras que la Ana María,

queó abandoná en l´acera,

escompuesta y sin marío

y bañá por la llantera.

Er dolor l´allegó ar guajerro.

-¡Marditas sean las peplas!.

Enconándose de siguía,

las grándulas trerroideas,

y ar remate lo ejaron,

con una juerte flojera,

asparabanao e los gonces

e las dos patas zagueras.

 

GÚERTA A MELILLA

Er dicisiete e marzo,

otra vez la carretera,

pa recoger l´axpusición

y gorver a nuestra tierra,

Tos estabamos siguros,

que no había qu´andar depriesa,

con cuatro días por elante,

pa cumplir nuestra encomienda.

Bonico día en Melilla,

prencipiamos a zascandilear

exfisando lo no exfisao,

por si no golviamos más.

Tos éramos filices,

por haber cumplio la misión

ejando al glemio mu arto,

en esta tierra española, e corazón.

 

LA TRIGEDIA E LOS PARTOS

 

Amaneció er día vainte,

con er Gurugú cubierto,

con nulos e juerte tromenta,

pero er perigro era er viento.

Alas once e la mañana:

-¡Preparaos pa embarcar!.

Con este tiempo e locos,

qué se puia esperar.

En cuanti se salió der puerto,

la mar estaba mu brava

y las olas que vinían,

eran d´artas como casas.

Olas e cinco u sais metros,

no se jorman tos los días,

asín que nus tocó er premio,

sin echar la premitiva.

Paicía qu´habíamos montao,

en una mula cocera,

que daba unos repullos ,

que se meaba l´agüela.

Dimpués e la comía,

er viendaval arreció,

se rumeaba la trigedia.

-¡Ten compasión Santo Dios!.

Ca uno en su camarote,

aguantaba como pudía,

pero con tanto vaivén,

las ambustias nus comían,

encomencipiando e gorpe,

a moverse la comía,

era la hora der parto,

-¡Qué ambustias!.-¡Qué mareo!.

-¿cómo se pué estar tan malo?.

Retortijones cuntinuos,

regolución en la comía,

que sin peir premiso,

por boca y culo salía.

Pués ponerte como quieras,

po gomita hista er d´arriba.

La expeición der glemio,

por no ser menos, gomitó,

hista las primeras papillas,

que cuando era un crio tomó.

José María se subió

en lo arto e la litera,

y cuándo prencipió er follón,

cuasi se cae como una breva,

con las ambustias der parto,

pidiendo que lo socorrieran

 

Er amigo Campos Ortuño,

no escapó der zafarrancho

y como jaló tanto arroz,

no se le queó entro , ni un grano.

Tú aguantas lo que pueas,

con valentía y ahinco

pero no te sarva naide,

e dar a luz dos merguizos,

anque los más avariciosos,

puén traer hista trillizos

y yo presonarmente ,

truje unos cuatrillizos.

 

Corping rail, er Quino Vicente

con presapia y allegría,

sus ha dao la infromación

d´este viaje por Melilla.

 

Fdo. Joaquín Vicente

Gremio de Artesanías Varias

Los Garres-Murcia

Primero de Mayo de 2013

Entrega de carnets a los nuevos socios

El sorteo de los regalos