CELEBRES INDUSTRIAS ARTESANAS DE LA REGION

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

JOAQUIN VICENTE: ENTRE CONCHAS, OLEOS Y ABANICOS

 

Joaquín Vicente López, es un personaje polifacético, ya que este artesano es un artista en toda la extensión de la palabra, su profesión ha sido toda su vida de profesor de Educación General Básica, en la pedanía murciana en su tierra natal, Los Garres el mayor tiempo de su vida docente, Joaquín se saco el Magisterio sólo en dos años, como alumno oyente, aparte ha ejercido como ATS, carrera que sacó en tres años, atendiendo familiares y amigos y también dentro de su dilatado historial artístico, es poeta, recitador y escritor de panocho, desde muy niño sintió gran interés por el lenguaje de sus antecesores todos ellos nacidos en la huerta de murciana, ha escrito poesía, prosa y es autor también de varios sainetes estrenados y escenificados en varias localidades de la Región de Murcia escritos e interpretados en esta lengua popular de la huerta e incluso presentado uno de ellos por el cuadro artístico del Gremio Regional de Artesanías Varias en la Casa Cultural de Murcia en Villeurbanne (Francia), con motivo de una semana cultural que esta asociación de artesanos realizó en esta localidad gala para los españoles y franceses de la Casa de Murcia. Domina a la perfección el francés asistió durante dos cursos a la Universidad de Murcia, lo que le ha valido para defenderse con este idioma durante las varias exposiciones que ha realizado en colectividad con el Gremio Regional de Artesanías Varias en Francia.

 

ESCRITOR DE PANOCHO

Pero dejando al margen todo lo profesional y artístico, tengo que decir que este increíble personaje de la huerta de Los Garres, toda su vida se ha inclinado por realizar también otra faceta del arte, como es el de pintor, Joaquín Vicente, es hombre enamorado también de la pintura y un gran creador dentro de este arte, esperó pacientemente que le llegase la hora de su jubilación para empezar a realizarse como artista pictórico, ya que su faceta de pintor la estuvo desarrollando y combinando con los anteriores oficios y aficiones mencionados, porque él ha creído siempre que el arte de pintar tiene que ser tranquilo, sosegado y con mucho tiempo para dedicarse a esta afición artística en cuerpo y alma y eso ha sido lo que ha hecho Vicente, tener paciencia y esperar a que le llegase su hora de dedicarse por entero a pintar todo lo que él ha llevado dentro de sí, aunque durante su etapa de maestro, estuvo enseñando a sus alumnos también dibujo artístico, a falta en su centro de profesor de esta asignatura.

Su afición a la pintura, como buen artista, no se ha quedado simplemente en realizar sus trabajos en lienzo, sino que la ha desarrollado en el fondo de mejillones gigantes y en miniatura, pintando dentro de ellos unas marinas difíciles de superar, también se atreve a realizar sus trabajos sobre azulejos, realizando unos bellos murales que la mayoría le vienen por encargo, ardua tarea esta, ya que trabajar con este material es doblemente peligroso, al tener varias fases el trabajo de estos murales, en primer lugar hay que elegir el azulejo en barro cocido solamente, lego con cuidado darle una imprimación o lechada de puntura especial en blanco, esperar   a que este se seque y entonces dibujar sobre estos lo que se desea, hay que tener mucho pulso y tacto, ya que esta imprimación no se puede tocar con las manos, se que daría la huella de lo que se tocase, después darle al dibujo el “alma” que la pintura y colores que se desean y una vez terminado, con mucho cuidado meterlo de nuevo al horno y esperar con mucha paciencia el resultado final que lo da el fuego, cuando el horno se abre se espera ver este como el artista lo ha imaginado y que salga de los colores que él ha intentado darle, con su viveza natural.

 

AIRES ARTESANOS MURCIANOS

Mención aparte se merece el arte que este Joaquín ha conseguido darle a los abanicos que él pinta, ya que como buen huertano ha querido reflejar en la mayoría de estos pequeños utensilios para hacerse aire unas grandes obras muy bien trabajadas y terminadas en estos ha querido plasmar el alma de la añeja huerta de Murcia, recreando en ellos escenas, edificios y costumbres que Vicente ha vivido en su niñez en su pueblo natal, barracas huertanas, bailarines ataviados con el traje regional, edificios antiguos rodeados del verde huertano de su tierra, etc., una gran exposición que este hombre huertano hasta la cepa ha querido plasmar en estos pequeños pero artísticos abalorio que siendo invento de oriente, España y más concretamente Murcia lo ha adoptado como suyo.

Y para terminar su quehacer artístico no puedo dejar de mencionar su pintura en el lienzo, pintor autodidacta el mismo hace sus cuadros con madera realiza el bastidor que cubre con lienzo e incluso Joaquín elabora sus propias pinturas y sus mezclas, para sus obras en las que también quiere reflejar en ellas las costumbres y tradiciones de la huerta de Murcia y sobre todo tratar en estos trabajos el arte religioso, que sólo trabaja en el lienzo con un gran respeto y religiosidad, sus trabajos se han expuesto en numerosas salas de exposiciones de la Comunidad de Murcia, saliendo también fuera de ella, como Madrid, Almería, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona, Castilla La Mancha y en el extranjero sus obras se han podido ver en varias ocasiones en Lyon (Francia) y en el año 2006 en Lecce (Italia), 2008 el la localidad portuguesa de Arganil, (Coimbra).

 

TRES EXPOSICIONES EN UNA

Abanicos: esta es una colección de este abalorio muy utilizado principalmente por la mujer, del cual hay incluso un lenguaje muy peculiar con el que se comunicaban especialmente los amantes en el pasado siglo, este elemento femenino, hoy en día ha pasado al desuso prácticamente. Joaquín Vicente tiene una gran colección de abanicos magistralmente pintados a mano con temas murcianos principalmente, pero también abundan los que están dedicados a la tauromaquia en donde ha querido representar este pintor toda clase de suertes en el arte de Cuchades y se encuentran también los dedicados a los caballos con diferentes saltos ecuestres.

Conchas: Joaquín Vicente, gran conocedor y navegante de nuestro Mar Menor, aprovecha las conchas gigantes que unos amigos le regalan, estas una vez que la carne   de su interior ha sido sacado, él le da un tratamiento especial y las prepara para ser pintadas, en cada una de las dos partes que se componen estos moluscos ( pinna mobilis , mejillones gigantes, nacra o nacarina), en cada pieza en el interior de la concha este polifacético artista pinta en ellas unos bellos paisajes principalmente marinos de nuestra Costa Cálida, pero también aprovecha los mejillones pequeños y hace lo propio con las conchas, cada una de estas conchas una vez pintadas y terminadas por el artista son verdaderas obras de arte en miniatura.

Óleos: el pintor también dispone de una nutrida colección de cuadros pintados con esta técnica, en ellos principalmente quiere reflejar las costumbres y tradiciones de nuestra huerta murciana, ya que él se siente muy huertano, nacido y criado en Los Garres y a través de estas pinturas ha querido recrear su memoria con los tiempos que a él ha vivir de pequeño en su tierra natal y lo que sus mayores le han contado, estas tres exposiciones de pintura son con la que el artista recorre a través de exposiciones colectivas e individuales las diferentes salas de la Comunidad murciana, nacional y extrajeras, en las que Joaquín Vicente es solicitado para presentar sus trabajos artísticos.

 

Textos y fotos: José María Gómez Toro

(Maestro Mayor del Gremio Regional de Artesanías Varias)